Recorrido por algunos museos. ¿Qué tan accesibles son?, parte II

congreso

Debido al éxito de la columna anterior, referida a la evaluación de la accesibilidad en tres museos (Museo de Historia Natural, Museo de los Derechos Humanos y Museo de Arte Contemporáneo) decidí escribir otro artículo en base a esta misma temática pero centrándome en los museos de la zona centro de Santiago.

Primero que todo, creo que es de suma importancia comentar el logro que tuvo la evaluación anterior, ya que, los tres museos visitados, enviaron su opinión y agradecieron los comentarios, comprometiéndose a solucionar los problemas de accesibilidad en el corto plazo, para así favorecer el libre tránsito. De manera que, prontamente iré a verificar si existen avances, y si se han implementado mejoras.

Hoy día quiero contar otra aventura, junto con tres amigas decidimos ir el domingo 25 de mayo al día del patrimonio, con el propósito de conocer lugares nuevos en Santiago y aprovechar de evaluar la accesibilidad de estos. Consideramos que esta era la mejor instancia para explorar el maravilloso patrimonio cultural de la capital en un día soleado, en donde gran parte de la ciudadanía salió a la calle a disfrutar nuestra herencia cultural.

Esta vez el recorrido fue distinto, nos bajamos en la estación de metro Plaza de Armas y nos dirigimos hacia el edificio del Ex Congreso Nacional. Esta construcción, inaugurada en el año 1876 durante el gobierno de Federico Errázuriz Zañartu, se destaca por su arquitectura monumental con un estilo neoclásico, que pese a sufrir varias restauraciones conserva hasta la actualidad su integridad.
Al llegar, la recepción de los guardias y de las personas que preparaban las visitas por este monumento fue excelente. En su interior se encontraba todo el edificio remodelado para que una silla de ruedas pudiera transitar sin ningún problema, respetando absolutamente la sobriedad y originalidad del lugar. Las rampas estaban hechas de madera con una alfombra roja, con un tapiz acorde con el diseño, a su vez, el ascensor era muy antiguo pero se mantenía en perfecto estado. Sin embargo, pese a la buena voluntad de los guardias, en el exterior el acceso para personas con movilidad reducida era muy complicado,  el acceso tenía un escalón, por lo que tuve que recibir ayuda para ingresar, los guardias debieron levantar la silla. En la salida había una rampa, pero ésta era extremadamente empinada, por lo que tuve que  dirigirme a otra puerta, donde el desplazamiento fue perfecto. Este monumento histórico se encuentra abierto para el acceso del público solamente en el día del patrimonio, por lo creo que vale totalmente la pena ir a visitarlo, ya que, se sorprenderán por la belleza del lugar.

Al salir de este recinto se me ocurrieron preguntas referidas a ¿cómo se puede solucionar este problema? ¿qué hacer cuando se encuentra la intención de hacer que un lugar sea accesible pero no se logra habilitar completamente?. Mi propuesta es que cada vez que se hagan restauraciones de accesibilidad se invite a un ciudadano con discapacidad para que pruebe el lugar antes de ser inaugurado, así nos ahorramos someternos a algún peligro y logramos que los recursos invertidos en remodelaciones tengan buenos resultados (*).

El segundo lugar que visitamos fue el museo chileno de Arte Precolombino, el trayecto desde el Ex Congreso fue corto, y no tuvimos ningún problema a lo largo del camino. El Museo funciona en una de las edificaciones más importantes que existen desde los tiempos coloniales. Al igual que la construcción anterior también mantiene un estilo neoclásico, fue construido en 1805 para albergar al Palacio de la Real Aduana durante la administración colonial. Este museo, es relativamente nuevo, abrió sus puertas al público en diciembre de 1981 y creo que es un ejemplo de accesibilidad, dado que cuenta con ascensores, puertas anchas, baños para personas con discapacidad y rampas bien confeccionadas, lo que permite no tener  ningún problema ni para el ingreso ni para el desplazamiento al interior del lugar. Contiene una sala nueva que es excelente para los que les interesen las culturas precolombinas.
Finalmente, terminamos nuestro recorrido en el Museo Nacional de Bellas Artes, caminamos aproximadamente un kilómetro hasta este establecimiento, recorriendo las calles de la comuna de Santiago. Éstas se encuentran en muy buen estado, (las partes donde he transitado, ya que, la comuna es enorme y no la he podido recorrer cabalmente) superando por lejos a otras comunas donde me movilizo comúnmente.
Es en este museo donde se produce una paradoja, ya que, supuestamente el día del Patrimonio Cultural, es una instancia para que todos los ciudadanos disfruten de la cultura, sin embargo, uno de los establecimientos más importantes de la capital tenía todos los accesos en mantención, siendo totalmente imposible el ingreso para personas con movilidad reducida.. A esto hay que sumar la poca colaboración y falta de información del personal, ya que, recibimos informaciones contradictorias. A una de mis amigas se le indicaron que no existían accesos para discapacitados, mientras a la segunda de mis amigas que consultó le explicaron que los ascensores y la entrada se encontraban en mantención, de manera que no pudimos ingresar, ni disfrutar  de la colección de Guillermo Lorca. Al llegar a mi casa, averigüé sobre este problema en su página web, ahí se destacaba que el ascensor y los accesos para sillas de ruedas se encontrarían en mantención hasta fines de mayo.

A mi parecer, situaciones como estas no debieran ocurrir en Santiago, ya que  el Estado debiese tomar la responsabilidad de lograr total inclusión en sus actividades culturales. Por este motivo, hago nuevamente un llamado a las autoridades para que se preocupen de remodelar sus instalaciones en las fechas correctas y de esa forma seguir construyendo el país en base a una ciudad fácil y accesible.

 

(*) Dato Ciudad Fácil: Si no saben como lograr un lugar accesible, pueden consultar este práctico manual elaborado por la Corporación ciudad accesible, ya no hay excusa de no saber cómo hacerlo 😉 –> http://www.ciudadaccesible.cl/wp-content/uploads/2011/08/Gu%C3%ADa-de-Accesibilidad-Universal-2014.pdf

María Soledad Alamos

Licenciada en Historia PUC. Magíster en Estudios Internacionales, U de Chile. Colabora con Ciudad Fácil desde Santiago.

Comenta con facebook:

2 thoughts on “Recorrido por algunos museos. ¿Qué tan accesibles son?, parte II

Deja un comentario