¿Qué tan accesible es pasear por la carretera austral? – Parte I: Coyhaique

Si bien en Ciudad Fácil nos enfocamos – como dice su nombre – en las ciudades, uno de nuestros objetivos es también fomentar el turismo accesible, lo cuál a veces nos lleva un poquito más lejos que desear movernos solamente en base a las actividades cotidianas de la ciudad. Porque, el tener algún grado de discapacidad, o movilidad reducida, no nos debiera impedir disfrutar de viajar y de conocer nuevos lugares ¿verdad? Al menos a mi me encanta y conozco a más personas con discapacidad muy viajeras ;).

Plaza del pionero, Coyhaique

Por lo anterior, quiero contarles mi experiencia viajando por la carretera austral, hace dos meses, mis metas con este post son al menos tres:

  1. Quienes quieran conocer estos hermosos lugares se animen a hacerlo, considerando sus limitaciones: ¡Vale la pena!
  2. Quienes ya han viajado puedan compartir sus experiencias y probablemente puedan dar más datos de los que entregue yo aquí.
  3. Que los distintos lugares turísticos (desde cabañas, hostales, parques hasta veredas de estas localidades) comiencen a incorporar la variable de accesibilidad, ¡Pienso que no se arrepentirán!
Rampa a la entrada de una tienda en el centro de Coyhaique

Comenzamos el viaje por la región de Aysén sin tener un mayor interés en los temas de accesibilidad. Era mi sueño conocer estos paraísos, sabiendo que probablemente no iba poder transitar libremente sola. Mi meta de todo el viaje era llegar a Caleta Tortel,  lugar que me requetecontra advirtieron que no era accesible ni seguro para recorrer, y además de que el camino para llegar no estaría en las mejores condiciones. Pero como yo soy muy obstinada, todas estas razones aumentaban mi entusiasmo con llegar hasta allí :D.

Partimos la travesía viajando desde Valdivia hasta Puerto Montt lo que hicimos en un bus. Claramente este paso ya no es una opción accesible y esto hay que tenerlo en cuenta, una persona que viaja desde Santiago puede hacer el viaje por avión directamente y no depender de las complicaciones de ese medio terrestre.

Aeropuerto Balmaceda

Nosotros escogimos la alternativa de viajar por avión desde Pto. Montt hasta Balmaceda, aunque también está la opción de hacer el viaje completo por tierra. En el aeropuerto El tepual de Puerto Montt no hay complicaciones, ascensores, baño adaptado y manga para acceder, obviamente es recomendable pedir asistencia especial sobre todo si se es usuario de silla de rueda.

El aeropuerto de Balmaceda también cuenta con manga, tiene rampas, y un baño con mayores dimensiones, aunque no se puede calificar de adaptado. Y ojo, que la cafetería se encuentra en el segundo piso. Lamentablemente es relativamente funcional para transitar, pero no podemos evaluarlo como accesible. Llegando a Balmaceda se puede arrendar auto, tomar taxi o transfer, nosotros tomamos un transfer hasta Coyhaique (50 mins aprox), el cuál presenta sus desafíos.

Recorriendo Coyhaique

Plaza de Coyhaique

Coyhaique es la capital de la XI región de Aysén, cuenta con una población de más de 60.000 habitantes, y con las comodidades de una capital regional. Tiene un supermercado grande, al cuál es mejor no ir en horas peak porque se hacen grandes colas, otros supermercados locales, distintos bancos, hospital, restaurantes, hostales, cabañas, etc.

La plaza es muy especial ya que tiene una forma pentagonal, en la que desembocan 10 calles diferentes y entre ellas hay un paseo peatonal con distintas tiendas. De cada una de estas calles creo que no logré encontrar ninguna que llegue sin un desnivel a la plaza, pero tal vez me faltó alguna!

Recorriendo Coyhaique

Esta ciudad me dejó con sentimientos encontrados, respecto a su accesibilidad. Por un lado estoy muy feliz de que encontré, sin querer, una cabaña que tenía varias adaptaciones para ser usada por personas con movilidad reducida. Son las cabañas ventisquero. Una de las cabañas que tienen, cuenta con rampa, espacios amplios y un baño ancho que puede ser usado por personas que usen silla de rueda. Conversando con la dueña de estas cabañas nos contaba que su intención es continuar mejorando la accesibilidad de su recinto para poder recibir a personas con discapacidad y de tercera edad, además de esto nos contó que se han hecho capacitaciones de accesibilidad por parte de Sernatur a distintos operadores del sector.

Cabañas más accesibles
Entrada a una de las tiendas del centro… vimos varias similares

Saliendo de la cabaña, que está a tres cuadras de la plaza, es donde comenzaban los problemas. Las veredas en muchas calles estaban en estados lamentables, esquinas sin rebajes de vereda o rebajes de veredas con desniveles mucho mayores a la norma, que simplemente dejan de ser útiles. En definitiva, es algo difícil circular por Coyhaique sin pensar en ingresar siquiera a sus negocios o edificios, los cuáles contaban en algunos casos con rampas, y en otros con escalones bastante desafiantes, como el de la foto.

No fueron pocas las veces que nos encontramos con veredas como esta..
No fueron pocas las veces que nos encontramos con veredas como esta..

Mi recomendación: No te puedes perder de conocer Coyhaique, además de que es un buen punto para cualquier trámite importante, comprar comida no tan cara, etc… Pero recuerda que si tienes movilidad reducida, aún la cultura no es inclusiva, así es que es bueno ir acompañado o estar dispuesto a pedir ayuda. Vale la pena conocerla de todas formas, aunque tampoco para quedarse muchos días,

se debe continuar recorriendo la carretera austral, ¡ya que esperan muchos lugares increíbles!

Uno de los accesos a la plaza, con desniveles mayores a los necesarios para que suba correctamente una silla de ruedas.

Como mi objetivo era conocer las diferentes localidades de la carretera austral y admirar sus paisajes, arrendamos un auto, que era lo más práctico y nuestra meta era recorrer desde Puyuhuapi hasta Caleta Tortel. De esta parte de la historia les quiero contar en un próximo post.

Mientras, ¡cuéntenme si ya han viajado por la carretera austral y cómo fue su experiencia!

Carolina Lagos

Ingeniero civil en informática, UACh, Licenciada en interpretación musical (piano) de la misma universidad. Coordinadora de Ciudad Fácil.

Comenta con facebook:

Deja un comentario