Como ser emprendedor/a sin caer en el intento – Parte II: capacitaciones

Sigo con mi historia anterior, de los desafíos a los que se encuentran los emprendedores que tienen alguna discapacidad o dificultad de movimiento…

Digamos que logras solucionar el tema del café, que por último lograste que la gente vaya a tu casa o que subiste los benditos escalones, si total no estaba lloviendo y tu bastón todo terreno no te hizo comprar lugar en el café y una camita en la clínica, de paso. Ahora vienen partes más entretenidas, porque necesitas capacitarte (no lo sabes todo, más bien sabes cada vez que sabes menos), difundir tu proyecto, hacer más contactos, etc. De todo ello les quiero hablar en este post.

Ya estás listo/a para emprender, tienes una persona o equipo que confió en tu idea , contactos que te están dando apoyo, pues, tienes que ponerte a trabajar como loco/a  y eso no es problema porque puedes incluso hacerlo de tu casa (al fin, un lugar que no te da problemas! 🙂 )

Aunque, sería interesante conocer nuevos emprendedores para contarles de tu idea.. ¿O te vas a poner a trabajar como enfermo/a en tu ella y no vas a pedir feedback? Noo, mala idea. Además estaría bueno que te aparezcas por esos workshops y jornadas de emprendimiento que te suben el ánimo y te enseñan a vender tu producto en un minuto, aunque sea humo (si, no es sólo sarcasmo, si igual sirven, en serio). Así es que ahí te empiezan a llegar invitaciones a charlas y cosas donde te inscribes. Te llega una invitación para un workshop en una universidad, o un centro de eventos, ¿donde es? Un auditorio con algunas escaleras para darle emoción… uhm… ya si a veces tienes ganas y vas igual.. otras, te gana la pereza y ese espíritu revelde que te dice “si no son accesibles, porque voy a ir, mi protesta será no ir”.

Dreams, Hotel/casino/centro de eventos
Dreams, Hotel/casino/centro de eventos

Otras, son charlas o cosas tan pero taan buenas, que dices “ya, total es un piso que tienes que subir en escaleras, pero bueno, este mes las rodillas han andado bien” (aunque las mías ya no muy bien), y crees que es tu día de suerte, así es que todo resultará perfecto y no caerás por los aires, y vas, genial! (Ojalá que cuando llegues a la sala no tengas más escalones que subir o bajar, porque quizás ahí se empiece a quitar tu buen humor).

Acá en Valdivia hay unas charlas que realiza la nube y eran el año pasado en el hotel dreams que es muy accesible, y si no quieres pagar estacionamiento, tienes estacionamiento reservado para PcD cerca (si no está ocupado obvio), así es que buen punto, tienes workshops a los que ir, y no hay de qué quejarse.

De la nube quiero hacer un paréntesis, pues este post lo tenía escrito hace unas semanas y justo me contacté con Patricio Pizarro su CEO, en estos días. Resulta que ellos son un espacio de coworking excelente acá en Valdivia como para hacer redes y tener un espacio de trabajo, sin embargo tienen una escalera terrible para llegar (yo he ironizado varias veces que llegar a las nubes no puede no ser difícil). Han hecho muy buenos workshops y Patricio me contó recién que piensan pronto iniciar una Nube 2.0 y que verán que sea accesible. Yo de verdad los aplaudo por su iniciativa, y por supuesto terminaré de aplaudirles, probablemente con un post dedicado, cuando esté lista esa nube 2.0 todo terreno 🙂 . 

Universidad santo tomás, Valdivia
Universidad santo tomás, Valdivia

Retomando el tema. Les conté la película relativamente más simple, pues hay otro detalle con el tema de llegar a esos auditorios o salas donde se hacen workshops y son los estacionamientos (conste que siempre estoy hablando de mi experiencia).

Un día tuve que ir a la universidad Santo Tomás, por la presentación de las bases de un fondo concursable, acá en Valdivia, y no pude encontrar donde estacionar cerca, y la distancia para mi es crucial. Otras veces encuentras estacionamientos reservados pero están mal ocupados, otras están bien ocupados pero aún así no hay para ti y ahí te quedaste.. no te sirve ir a dejar el auto 2-3 cuadras más allá, pues las veredas o están imposibles o te cuesta caminar esas 2 cuadras (si, y no es flojera.) En concreto, me tuve que estacionar en un puesto similar al colectivo de la foto de la izquierda (tiene línea amarilla y los guardias no me dieron alternativas ni ayuda en caso de que hubiera fiscalización).

En cuanto a estacionamientos, debo destacar a la Universidad Austral que se ha esforzado en habilitar espacios, aún probablemente

Estacionamientos en campus miraflores, UACh.
Estacionamientos en campus miraflores, UACh, cerca de auditorio.

queda por avanzar, pero en diversos lugares uno puede encontrar estacionamientos reservados, cerca a lugares importantes, tanto en el campus miraflores como en teja. Las demás universidades que he visitado en la ciudad no he visto que sean tan amigables, en cuanto a estacionamientos, aunque quizás me falten algunas por visitar. Fuera de ello también está la municipalidad de Valdivia que también ha hecho el esfuerzo de habilitar bastantes estacionamientos reservados dentro del centro de la ciudad. Quizás aún falta, pero debo decir que esto se agradece mucho, pues en ciudades como Santiago, que uno siente tan accesibles, encontrar un estacionamiento reservado es casi como sacar un premio de sorteo.

En concreto y en resumen, los lugares con los que me he topado acá en Valdivia, donde he asistido a charlas/workshops/etc. son:

  • Hotel Villa del Río: Estacionamientos habilitados pero muy mal circuito hasta el hotel (debi subir con ayuda), habían escalones en varios puntos.
  • Hotel dreams: Impecable.
  • Auditorio Nahmias UACh: Sin estacionamientos reservados (hay uno pero no es accesible el circuito hasta el edificio), y para subir al auditorio hay escaleras. De todas formas, guardias del sector son muy amables y me han dejado estacionar en algunos lugares reservados para autoridades que no se ocupan esos días (cuando tengo suerte)
  • Hotel Naguilan: la entrada tiene escalones, aunque buen estacionamiento (y una rampa que está buena para analizar, yo veo que es una buena alternativa para ejercitarse 😉 )
  • Aula Magna UACh. Hay estacionamientos cerca, buena ruta para llegar al edificio, aunque el bajar a las butacas se complica un poco.

  • Sala paraninfo UACh: está ok, también estacionamiento cerca.
  • Universidad Santo Tomás: El edificio está ok, en el sector al que fui, sin embargo no había estacionamiento, tuve que estacionar en línea amarilla (riesgo de multa), como ya comenté.
  • Universidad San Sebastián, aula magna: La universidad es impecable en cuanto a accesos, pero los estacionamientos no, hay que a veces pedir permiso a guardias y además el auto se deja al otro lado de la calle.
  • Auditorio edificio 7000, campus Miraflores: Hay estacionamientos cerca (sin demarcación), y hay que subir hasta el tercer piso, con escaleras. Es un edificio de cuatro pisos con escaleras.

Edificio 7000, campus Miraflores UACh

 

Debo hacer hincapié que este post lo escribo en base a mi experiencia, a los lugares que me ha tocado visitar y a las restricciones de movilidad que yo presento. Muy probablemente se me están quedando lugares accesibles o inaccesibles de valdivia que aún desconozco, he intentado abarcar lo más posible de acuerdo a lo que he experimentado.

En este caso me he centrado en los inconvenientes, aún así, les puedo decir que pese a todos ellos, si uno quiere hacer algo lo va a hacer, capaz que no vas a poder ir a tantos workshops ni hacer super contactos, pero si eres perseverante, lo vas a lograr, hay que tener confianza en las propias capacidades, y por supuesto, no hay que rendirse en esta cruzada por una ciudad más amigable. Hace unos meses conversaba con Andrea Legarreta y Pamela Prett de Ciudad Accesible, la coporación lleva más de 15 años en estos temas ¡15 AÑOS! Y siguen luchando por la causa, y han hecho grandes aportes, y empoderado a más gente con sus charlas y foros, de hecho en una charla que dio Pamela hace unos años, yo me motivé con el tema, hasta decantar en esta idea de Ciudad Fácil. Y supongo muchos más esfuerzos, como el que también hacen en Chile accesible, donde conocimos a Andrea Boudeguer, de quién creo ya hemos comentado en post anteriores.

Escribo todo esto no para desprestigiar ni para publicitar los lugares mencionados, sino para, humildemente, visibilizar un tema que parece muy dormido, que somos aún muy pocos los que estamos haciendo ruido (yo en verdad recién me subí al carro),  en regiones sobre todo, y que realmente es importante. Es posible que muchas personas antes, en este momento y a futuro no puedan siquiera estudiar porque los lugares no están aptos para ellas. También es posible, que muchos de esos workshops, eventos, charlas, etc. se estén perdiendo de la presencia de grandes asistentes o expositores que tengan movilidad reducida y no puedan llegar a ellos. Pensemos también que estos mismos lugares, usados en diferentes contextos, puede que algún día no sean también accesibles para aquellos que hoy suben y bajan esas escaleras o peldaños sin ningún problema. Ojalá comencemos a pensar la ciudad incluyendo a todas las personas, ese es mi objetivo escribiendo esto y trabajando en Ciudad Fácil.

Puedes encontrar los lugares de los que hablé en este post en nuestra app Ciudad Fácil:

Carolina Lagos

Ingeniero civil en informática, UACh, Licenciada en interpretación musical (piano) de la misma universidad. Coordinadora de Ciudad Fácil.

Comenta con facebook:

Deja un comentario